Nesh

Remedios naturales para el tratamiento de cólicos

por Amy Rothenberg, ND, DHANP

Para otros artículos (en Inglés) por la Dra. Rothenberg por favor refiérase a:
www.nesh.com.
No hay nada más milagroso que traer un bebé al mundo. Una de las mayores bendiciones de la vida es poder criar un hijo y formar una familia. Los hijos pueden llegar uno después de otro en rápida sucesión, o después de años de planificación, o tal vez como una sorpresa en etapas más tardías de la vida – ya sea por nacimiento o adopción. En cualquier caso, a veces las cosas son sencillas en los primeros meses, y otras veces se complican.

Cuáles son las instrucciones?!
Cuando un bebé con cólicos está molesto o sufre dolor, la experiencia para los padres puede ser abrumadora, en especial si son padres primerizos que se sienten impotentes, inseguros y frustrados. Desearían que su hijo viniera con instrucciones de uso, lo que desafortunadamente no ocurre! La homeopatía puede ayudar a aliviar el cólico y permitir que la familia se ocupe de la noble tarea de amar y cuidar a su bebe, lo que puede ser agotador, incluso con el niño más dócil.
En el Manual de Merck el cólico se define como “un complejo de síntomas de la primera infancia caracterizado por llanto paroxístico, aparente dolor abdominal e irritabilidad.” En algunos textos médicos el cólico se describe como “berrinche paroxístico de la infancia” lo que describe mejor el problema. El cólico comienza en los primeros meses y en la mayoría de los casos no persiste más allá del cuarto mes. La mayoría de los lactantes siguen subiendo de peso y tienen mucho hambre. El llanto intermitente constante puede hacer que el bebé trague aire, lo que produce gas e hinchazón abdominal, que empeora la situación.
Cuando consultan por cólico, por lo general los miembros de la familia están en un estado de desesperación-desgastados, sin dormir, abrumados por la sensación de estar haciendo las cosas en forma inadecuada y sin saber qué hacer. Les recuerdo a los padres que el cólico no durará mucho tiempo, pero afortunadamente podemos hallar un medicamento para equilibrar nuevamente a su bebé, para que pueda concentrarse en la tarea de comer, dormir y crecer en forma más calma y pacífica.

Comprender al cólico y al bebé
Es importante recordar que casi todos los medicamentos homeopáticos se pueden prescribir a un bebé que sufre de cólicos-siempre que los síntomas del bebé coincidan con los de las indicaciones del medicamento. Siempre tomo el caso completo, independientemente del motivo de consulta. Trato de comprender todo lo que esté relacionado con el cólico-qué agrava el dolor, qué alivia al bebé, qué lo empeora, cuales son sus hábitos intestinales. Pido información general acerca del embarazo de la madre, el parto y el nacimiento. Pregunto acerca de la piel del bebé, la orina, las preferencias de temperatura, posición durante el sueño y hábitos. Luego trato de ver cómo encajan estos elementos físicos en el temperamento general del bebé y en su carácter, es decir, prescribo para el niño en su totalidad prestando atención en especial a la molestia digestiva.

Remedios homeopáticos para el cólico
Estos son los remedios que prescribo con mayor frecuencia en bebés con cólicos:

Chamomilla. Este medicamento popular ha permitido a muchos padres conocer la homeopatía y sus beneficios. Se utiliza cuando el bebé llora muy a menudo y no puede ser consolado. Son bebés inquietos, parecen enojados, y arquean la espalda como buscando una posición más cómoda. Las heces son verdes y ofensivas, incluso en bebés alimentados con leche materna.

Pulsatilla. El bebé tiene hipo enseguida después de comer y se escuchan ruidos en el ombligo. Es un niño que aunque no se sienta bien puede ser consolado y se siente mejor en brazos de su madre, cuando lo alzan o lo hamacan suavemente. La piel tiene una apariencia jaspeada con pequeñas venas visibles en la cara. Los niños que precisan Pulsatilla por lo general no tienen sed, pero no se deje engañar cuando el bebé desea mamar o sostener la mamadera durante horas: lo que busca es el bienestar que le proporciona la alimentación.

Nux vomica. El bebé que necesita este medicamento está constipado con frecuencia. Necesita hacer fuerza para mover el intestino, incluso con heces blandas. Desean estar abrigados, y se enojan cuando uno trata de ayudarlos. Pueden tener congestión nasal.

Lycopodium. Bebé con aspecto de ansiedad, con la frente arrugada y expresión de preocupación. Sufren de gases contenidos y empeoran hacia el final de la tarde al igual que los otros miembros de la familia que parecen irritarse en ese momento del día. Se alivian con compresas tibias o sosteniendo un recipiente con agua tibia sobre el ombligo. La eliminación de gases siempre los alivia. Pueden presentar grietas detrás de las orejas y un comienzo de eccema.

Colocynthis. Prescribo este medicamento cuando el síntoma más notorio es que el bebé se alivia cuando se aplica presión firme sobre el abdomen-los padres dicen que deben levantar al bebé y cargarlo sobre sus hombros presionando sobre el abdomen para aliviar el dolor y el llanto.

Magnesium phosphoricum. El cólico del bebé se alivia cuando levanta las rodillas a la altura del tórax, lo que parece aliviar la hinchazón y los gases; se calman también cuando logran eructar.

Ignatia. Pienso en este remedio cuando se trata de un bebé con cólicos por preocupaciones, en especial si la madre ha sufrido una pena, como la pérdida de otro bebé en el pasado o la pérdida de su madre o su esposo durante el embarazo. Estos eventos emocionales en la vida de la madre pueden influir sobre el bebé.

Dosis. Casi siempre receto el remedio en la potencia 30C en una sola dosis, y pido a los padres que vuelvan en una semana. En base a la respuesta del bebé continúo la prescripción.

Consejos para el cólico
También hago algunas recomendaciones naturistas para bebés con cólico:
Recomiendo a la madre tomar cerveza sin alcohol media hora antes de amamantar: esto ayuda a relajarse, probablemente debido al lúpulo que contiene. De esta manera se puede romper el círculo vicioso en el cual el bebé que llora pone nerviosa a la madre, que a su vez provoca nerviosismo y llanto en el bebé.
En algunos casos el bebé mejora si la madre evita vegetales del grupo de las brasicáceas (brócoli, coliflor, etc.), productos lácteos, cebolla y ajo. Si la madre ya ha intentado esto sin resultado, le recomiendo volver a la dieta normal y busco el remedio homeopático más adecuado.

Cada hijo es un regalo
Tengo tres hijos adolescentes, y recuerdo con cariño los años en que atendía a mis hijos pequeños. Tener tres hijos en cuatro años no es lo más recomendable, pero pude permitirme brindarles “entrega total”! Tuvimos días buenos y malos-semanas encerrados con fiebre en el lúgubre invierno de New England, meses enteros dedicados a varicela o congestión nasal. Largo tiempo haciendo descubrimientos en el patio, imaginando cómo funcionan las máquinas, aprendiendo a comunicarse en forma efectiva y amable, explorando las maravillas de la lectura, haciendo proyectos artísticos, cocinando, limpiando y jugando con amigos. Cada niño es un regalo a través del cual mantenemos nuestra apertura, con amor y aceptación, con risas y comprensión, y finalmente los dejamos ir.
La homeopatía nos permite tratar los tropezones y caídas que se presentan en el camino durante la crianza familiar-desde los dolores cólicos hasta el síndrome pre menstrual adolescente. Siempre estoy agradecida de tener la herramienta de la medicina homeopática, para poder ayudar a las familias jóvenes en mi práctica en mi consultorio, y a mi propia familia en mi hogar.

Acerca de la autora: Amy Rothenberg, ND, DHANP, vive en Amherst, Massachusetts, con su esposo, Paul Herscu, ND, DHANP y sus hijos Sophie, Misha, y Jonah. Ejerce en Enfield, Connecticut, y enseña en la NCH Summer School (Escuela de Verano de NCH) y en la New England School of Homeopathy (Escuela de Homeopatía de New England). Para información sobre el próximo curso bianual de NESH consulte el sitio www.nesh.com

Click Here for Information about ORDERING BACK ISSUES